BANNER PEDROA IZONA contratesupublicidad

Log in
Rubén López

Rubén López

Economía doméstica

            España, ha pasado de situarse en el séptimo puesto de la economía mundial, a ver como su PIB se desploma, hecho que ha provocado la mayor caída de la Unión Europea y la más grave recesión de un país a nivel mundial.

            En 1953, se construyeron las primeras viviendas que darían nacimiento al barrio madrileño de La Concepción. Un piso, por aquella época, podía adquirirse a un precio equivalente a unos mil quinientos euros de la actualidad. En la década de los cincuenta, en España, un trabajador cobraba alrededor de unas diez mil pesetas anuales, un automóvil podía adquirirse por cuarenta mil pesetas y las viviendas más caras llegaban a las quinientas mil pesetas. Hoy, el mismo piso que costaba mil quinientos euros al cambio, no baja de un valor de trescientos mil euros, cincuenta millones de las antiguas pesetas, el precio medio de un vehículo en la actualidad se sitúa sobre los diecinueve mil euros y el salario medio no supera los mil ochocientos euros.

            La Economía doméstica española, coloca a la población en el quinto lugar en el ranking de mayor pobreza de Europa, en el tercer peor puesto en tasa de ahorro de la zona euro y en el país con el nivel más bajo de la OCDE. Es la peor gran economía según el FMI y los niveles de desigualdad alcanzan niveles máximos históricos, tras el hundimiento de la clase media en relación a las rentas más altas. 

Remix

"La pandemia representa una oportunidad, inusual y reducida, para reflexionar, reimaginar y reiniciar nuestro mundo y forjar un futuro más sano, más equitativo y más próspero." Profesor Klaus Schwab, Fundador y Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial.

 

            Que todo era un burdo y chapucero montaje, se veía venir sobre la marcha de los acontecimientos en Cataluña. Según el profesor Roberto Centeno, el PP de Rajoy financió la algarada catalanista con las arcas públicas, poniendo de manifiesto lo que saltaba a la vista. Las revueltas callejeras no sembraron solo las ciudades catalanas con columnas de fuego y humo, sino que éstas se extendían por casi todas las latitudes del planeta, en diferentes contextos, todo ello envuelto bajo el bombardeo mediático de la amenaza climática, los atentados terroristas que sembraban las ciudades europeas de muertos y el imparable auge de la economía china. Mientras Greta Thunberg desayunaba entre tuppers y demás utensilios desechables, gritaba a los políticos que no utilizaran plásticos que amenazan la vida del planeta. Que el Cambio Climático era otra faceta más de la Agenda marcada por la élite, otro montaje, era más que evidente y, en esto, llegó el Covid-19, la última baza jugada a contra mano, mientras las calles ardían y las redes se mofaban de la vocera del clima. Ahora nadie se ríe del virus, ya que el miedo es la excusa perfecta para doblegar y conducir a la población, bajo la misma Agenda responsable de todos los acontecimientos narrados con anterioridad. El profesor Santiago Niño-Becerra ha señalado con acierto que los ciudadanos ya no son necesarios, debido a los avances tecnológicos que reducen el factor trabajo a un cuestión meramente prescindible, como estaba escrito en el libro “El fin del trabajo”, vaticinado por Jeremy Rifkin, y citando a Niño-Becerra de nuevo, llega el fin de los Estados. Ya no se hablará de España como tal, sino de diferentes zonas con posibilidades o sin ellas, según el catedrático, y es que como reza la página web del World Economic Forum, estamos ante el Gran Reinicio, o como diría Greta Thunberg, “El mundo debe "romper" los viejos contratos y construir nuevos sistemas para salvar el clima”, aunque el ávido lector debe sustituir esta última palabra por la economía que está en manos del uno por ciento de la población mundial.

Rubén López

España, ha muerto

            A grandes rasgos y, sin entrar en pinceladas que detallen un lienzo económico ya de por sí suficientemente expresivo, España tiene una deuda que deja atrás el billón de euros, un gasto público que puede superar la mitad de su PIB, un índice de producción industrial en valores negativos, a fecha del mes de noviembre de 2020, unas pérdidas del sector turístico que superan el seis por ciento del PIB, un sector del automóvil en cifras de UCI, un descenso en la demanda de energía eléctrica importante, y un desempleo que en agosto ha duplicado el de la zona euro. Todos estos datos, nos sitúan como una de las peores economías de la OCDE. Europa mira de reojo a España, situándola en el punto de mira de la duda, calificando a nuestro país como un Estado fallido.

En asuntos internos, la Ley Estatal del Derecho a la Vivienda constituye un claro ataque contra la propiedad privada, la ley que pretende impulsar el Gobierno contra las fake news no es sino un recorte significativo de la libertad de expresión, acorde con la tendencia totalitaria que ha adoptado como nuevo rumbo el Estado español, y, por si todo esto fuera poco, la aprobación de la enmienda de la Ley Celaá, conlleva la eliminación del castellano como lengua oficial, hecho que supone la desaparición de la segunda lengua más hablada del mundo, del sistema educativo nacional.

 

Rubén López

Suscribirse a este canal RSS

4°C

Madrid

Mostly Cloudy

Humidity: 61%

Wind: 4.83 km/h

  • 03 Jan 2019 7°C 2°C
  • 04 Jan 2019 11°C -1°C

supublicidad aqui