BANNER PEDROA IZONA contratesupublicidad

Log in
Rubén López

Rubén López

Flujos de capital

            Como explica el profesor Alfredo Jalife, la Economía responde mejor para interpretar la realidad a la dinámica de fluidos de la Física, que a la interpretación que lleva a cabo la propia Ciencia Económica. Los poseedores de la riqueza, que se concentra en el ya reiterado 1% de la población mundial, colocan grandes cifras en la formación de fondos de capital, que son manejados por agentes de inversión que los hacen circular a escala global, con el fin de obtener importantes márgenes de beneficios. Algunos de estos fondos dejan empequeñecidas a las economías de los Estados y provocan, en no pocas ocasiones, la quiebra de algunos de ellos, el derrumbe de entidades financieras o la pérdida de los recursos con los que sufragar los gastos que los derechos sociales, conquistados con tanto esfuerzo a lo largo de los años, permiten disfrutar a la población de un margen de bienestar. La nueva forma de hacer dinero, ya no se concentra en la fórmula de crear empresas y repartir el capital social en acciones que se cotizan en un mercado bursátil, sino en mover ingentes cantidades de dinero en inversiones que requieren la desregulación y la total desaparición de las fronteras entre los países. Es, en realidad, un coto reducido en el que pueden interactuar muy pocos actores que sobrepasan a cualquier economía nacional.

                                                                                               Rubén López

Europa

            “El poder legislativo y ejecutivo caerán frente a las grandes empresas”. Santiago Niño Becerra.                        

            Europa está entrando ya en una nueva Edad Media, según apuntan determinados autores, con una población musulmana creciente frente a una población europea que hace tiempo que ha aparcado la natalidad a un lado del crecimiento demográfico. En este contexto, el actual modelo se compone de un sistema institucional desentendido de toda soberanía nacional, cuyo reducto, como pueda ser el Parlamento Europeo, carece de cualquier importancia en la toma de decisiones. El Viejo Continente se debate en un clima de guerra económica entre las grandes potencias que se reparten el poder por el control mundial, y el hecho de haber quedado reducido al escenario a desmembrar. Si bien las categorías de derecha e izquierda han desaparecido del horizonte político, en detrimento del globalismo frente al nacionalismo, la nueva realidad europea se dibuja entre el euroescepticismo y los defensores a ultranza de la Unión Europea, que no es otra cosa que la burocracia del establishment al servicio de las grandes corporaciones.

                                                                                               Rubén López

Trabajo

    Si bien el Derecho del Trabajo ha ido rebajando los niveles de protección del trabajador, la situación ha diezmado la seguridad de aquel en una economía sumergida en la crisis y en una reordenación de su modelo económico. Por si fuera poco, la guerra económica entre las grandes potencias hegemónicas acentúa la inestabilidad que acompaña al sector energético y a los principales sectores estratégicos. El reacomodo del tablero mundial, finaliza en las nubes que amenazan algo más que lluvia sobre el horizonte más inmediato descrito. En este contexto, los contratos según las necesidades del mercado, y la carestía de bienes antes considerados como de primera necesidad no va a ser, sino que de hecho es ya la realidad entre la población. La falta de previsión de un modelo de pensiones y la pauperización de la clase media, está distribuyendo a la sociedad en un sistema auténtico de castas.

                                                                                   Rubén López

Romanticismo

            Como respuesta frente a Napoleón, se levantó el Walhalla como expresión del Romanticismo. La pretensión de extender los principios ilustrados y liberales por el área de influencia creada bajo la acción directa de La Grande Armée, provocó una reacción en sentido inverso, llevando al idealismo y al romanticismo a la máxima definición artística del sentimiento frente a la razón, y a la exaltación de los valores tradicionales, religiosos y nacionales frente a la revolución destructora de dichos dogmas. El ideal tradicional de la belleza, en armonía con la naturaleza y los paisajes, en el sentido platónico que identificaba aquella con la idea de bondad, nació como un ímpetu idealista en la búsqueda de libertad y de un orden de las cosas establecido en su necesario encuentro con el pasado y el presente para determinar el futuro anclado en la voluntad de la línea historicista marcada por el paso del tiempo.

                                                                                               Rubén López

Suscribirse a este canal RSS

4°C

Madrid

Mostly Cloudy

Humidity: 61%

Wind: 4.83 km/h

  • 03 Jan 2019 7°C 2°C
  • 04 Jan 2019 11°C -1°C

supublicidad aqui