Menu

Urbanismo sostenible

  • Escrito por miguel

            La sola distribución de una vivienda; orientada según el aprovechamiento de la luz solar; la construcción adecuada al terreno, el uso deUrbes materiales apropiados y la instrumentalización de la arquitectura, como una herramienta de edificación al servicio del entorno y la naturaleza; harían de las ciudades o pueblos, núcleos de población no contaminados y ahorradores de energía, mediante el empleo de energías renovables.

            En pleno siglo XXI, se construyen edificios que necesitan del consumo de la electricidad, todos los días del año; en un país como el nuestro, donde sobra luz natural.

Es irracional acumular los centros de producción en las grandes ciudades, despoblando regiones enteras, y abandonando pequeños pueblos. Los centros hospitalarios, los parques tecnológicos o los polígonos industriales, deberían estar más diversificados por el territorio, desahogando las cada vez más masificadas urbes.

De camino al siglo XXII, el aprovechamiento de todo el territorio, la utilización de recursos naturales no contaminantes y el desarrollo sostenible de los núcleos urbanos, serán esenciales para albergar la cada vez más creciente población.

                                                                                   Rubén López

 

Secciones

Enlaces

Noticias Local

Herramientas

Quiénes Somos

Síguenos en...